Fin de semana diferente

Fin de semana diferente

Ha sido un fin de semana diferente. Ha sido un fin de semana fuera de lo normal. Ha sido un fin de semana fantástico, lleno de experiencias, vivencias, enseñanzas y aprendizajes, y todo ello compartido. En resumen: ha sido un fin de semana MACANUDO.

imagen de www.almeria360.com

En este fin de semana he aprendido a equivocarme; a abrir el tapón; a vaciar, para volver a llenar; a no pensar en un elefante. He degustado bocatas devastadoramente sabrosos, y un pimiento insuperable.

Y no sólo eso: he tenido tiempo de realizar un magnífico crucero por las islas griegas, pudiendo disfrutar de su gastronomía típica, saborear sus siglos de historia, deslumbrarme con sus faraónicas construcciones y su mediterráneo colorido en sus pueblos, y sí, también de deleitarme con la belleza de sus diosas terrenales.

Este fin de semana me he enfocado en el sexo. Aquí y ahora. Y en la necesidad de practicar, de ponerme en movimiento. He sido consciente de que puedo ser barato. He tomado consciencia de mi valor.

imagen de www.fulcrumgallery.com

He tenido un fin de semana de multiaventura: he practicado la escalada; y he remado en un minúsculo bote que hacía aguas. Este fin de semana me han asaltado enjambres de moscas y he visitado MATRIX (de nuevo), con sus ejércitos vir(tu)ales y sus hordas de agentes Smith.

Este fin de semana he podido visitar otra vez a mis pajaritos más elocuentes y vivarachos; este fin de semana he encontrado mi bellota

¡Ah! Y este fin de semana, por fin, he entendido a Einstein.

Y todo esto, con una compañía MACANNUDA 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: