Y tú … ¿qué habrías hecho?

Y tú … ¿qué habrías hecho?

Situémonos

Estos días no se deja de hablar, con razón, del famoso caso de las “tarjetas B” de Caja Madrid. Mucho se ha comentado al respecto, mucho se ha exigido y mucho se ha indignado por el uso y/o abuso de dichas tarjetas con poco o nulo control.

Sin embargo, y en un país como el nuestro, donde ya en pleno siglo XVI se establece el género literario de la “novela picaresca” como un fiel reflejo de la realidad del momento, pues uno, desde su humilde y humana posición, se pregunta lo que refleja el título de este artículo: “y tú … ¿qué habrías hecho?”. Obviamente, ese “” incluye un ‘yo’ muy singular 😛

Un poco de “historia”

Como ya he destacado, si repasamos nuestra historia literaria, podremos percatarnos de que existen varias obras de la época, de varios autores de renombre, que se hacían eco de una situación característica de nuestro país, que no es otra que la proliferación de los pícaros, especialmente en épocas de penuria económica. Autores como Quevedo, Mateo Alemán, o incluso el propio Cervantes ( si bien en éste en concreto hay quien discrepa que su obra “Rinconete y Cortadillo” se pueda circunscribir en género ) escribieron novelas acerca de la situación y cómo la toreaban sus personajes: el Buscón, Guzmán de Alfarache o el “anónimoLazarillo de Tormes, no eran sino ejemplos concretos de una situación que con el tiempo se fue generalizando, en especial en los más jóvenes, más dispuestos a proceder de tales modos.

Pues bien; si damos por sentado que, con el tiempo, esto no ha hecho sino aumentar en todos los porcentajes (cantidad y calidad) así como que se ha extendido a buena parte de la población dejando de ser patrimonio sólo de las clases más bajas, podemos deducir que en esta época, existe una alta proporción de nuestros coetáneos congéneres que actuarían (supuestamente) de este modo. Cada uno a su nivel y dentro de sus posibilidades, por supuesto.

Dicho en román paladín: que aquí, quien más quien menos, habría actuado de igual modo, puesto que viene siendo norma habitual. Y paso a explicarme antes de que me caigan las hordas de trolls y demás especímenes incautos que no ven más allá de sus hocicos.

Presente

IMG_7809 copiaEn España, por desgracia, es bien sabido que quien no actúa como “la mayoría” no es diferente ni original: es raro y/o tonto. Todos hemos escuchado la famosa frase “pues si tú no haces lo mismo es que eres tonto”, o esa más valenciana de “fer com fan no es pecat” (hacer lo que hacen todos no es pecado). Al igual que aquella otra, también harto utilizada que, a la pregunta de “y usted ¿qué haría?” suele responder: “yo, igual o más: para que se aproveche otro me lo llevo yo”.

Ante tamaña declaración de justificaciones en “caso particular”, se contraponen las manifestaciones en contra de esas mismas actuaciones cuando se establecen en “caso ajeno”, apuntando a una notoria hipocresía también ampliamente extendida a lo largo y ancho de esta España mía, de esta España nuestra. Siempre vemos antes la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio. Y vuelvo a bajar al “vulgo”: que mucho criticar a quien la hace pero nunca reconoceremos las que hacemos nosotros mismos.

Realidad palpable

Todos tenemos algún conocido que, ante una situación laboral, por poner un ejemplo, donde todos los trabajadores se aprovechan de alguna circunstancia digamos anómala, irregular, no legal o maliciosa, pero cuyo uso se ha generalizado, se ha encontrado ante la “difícil” tesitura de hacer lo mismo que hacen todos (a sabiendas de que no está bien) o enfrentarse a un sistema establecido y quedar señalado por todos sus compañeros de trabajo.

Si, ya sé que muchos me vendrán con “que no es lo mismo” y tal y tal … Sin embargo, nuestro lenguaje, el español o castellano, es rico tanto en palabras como en frases, y especialmente en dichos y refranes. Y hay uno que siempre me gustó desde la primera vez que la escuché: “de aquellos polvos vienen estos lodos”.

Yo, polvos, prefiero otros… 😉

.

Imágenes cortesía de : revistavivirmejor.com / www.cervantesvirtual.com / actualnoticias.com 

y tú, ¿qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: