Mariposas

Mariposas

y apareciste

y temblaron mis piernas

y mi sonrisa palpitó

y mi mirada tiritaba

y mi alegría enardeció

y mis manos parpadeaban

y mi habla se apuró

y mi ánimo se coloreaba

y cristalizó mi respiración

y mis neuronas bailaban

y mi ego se evaporó

y mis ideas se agolpaban

y sucumbían sin razón

y mi sangre desbordaba

mi danzante corazón

y te marchaste

y mi alma se enamoró

2 Replies to “Mariposas”

    1. Lo de la pluma no sé cómo tomármelo, porque escribo con el ordenador, jajaja

      Gracias amigo Esteban. Ahí estamos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: